Cuando hace unos 10 años la dirección de Lider-Haz-GO! me propuso que pusiese en marcha, junto a un grupo de compañeras, un programa de certificación de coaching online, lo primero que pensé fue que sería un bonito proyecto; me ilusionaba compartir con mis amigas este espacio, y sin duda constituiría una oportunidad para seguir aprendiendo todas juntas. No obstante, las dudas también vinieron a mi cabeza al pensar ¿cómo conseguir llegar a los alumnos de forma virtual en un tema tan vivencial como es el coaching?

A día de hoy, tras varias ediciones como facilitadora y habiendo mejorado con las aportaciones que nos ofrecen los participantes, he de decir que me enorgullezco de lo conseguido. No existen palabras para trasmitir lo que se siente cuando un alumno te dice: “No podía pensar antes de comenzar que un programa online me iba a movilizar tanto, y que ibais a cambiar mi forma de ver el mundo”.

En los webinars que compartimos con ellos semanalmente facilitamos el que tengan esa vivencia a través de la participación en dinámicas online, e involucrando a los participantes con cada reflexión y pregunta abierta que realizamos, ayudando a revivir su emoción de las situaciones pasadas, presentes o futuras.

Los participantes del programa online no sólo valoran el estudio individual, que pueden adaptar a su ritmo y cuidando su agenda. Otro punto importante, que también valoran de forma muy positiva, es el acompañamiento personalizado de las sesiones prácticas, siempre tutorizadas por los facilitadores. Cada feedback lleva un aprendizaje y una oportunidad de mejora, descubrirán sus fortalezas y aquellas áreas donde es necesario reforzar su comportamiento para conseguir ser su mejor versión como coach.

¿Cómo sabemos que se produce una transformación real? Una prueba es la generación de sinergias en cada grupo. Incluso en algunas ocasiones hemos disfrutado participantes y facilitadores de una cervecita “cara a cara”, si la situación geográfica lo permitía.

Otra de las cosas que me enorgullece es ver que no sólo estamos consiguiendo llegar a los alumnos facilitando el aprendizaje de esta disciplina, sino que ya estamos siendo testigos de sus propios resultados en su certificación como coaches en ICF.

Y si la pregunta es si ¿este programa ayuda a cualquier persona a transformarse como coach?

Pues la respuesta no es fácil. A priori no se necesita tener una formación ni expertise específicas para ello, pero sí se requiere una predisposición para el cambio, darse el permiso de girar 180° su modelo de observación del mundo y sobre todo de sí mismo; estar abierto al aprendizaje y a salir de su zona de confort para explorar su área oculta.

Para finalizar, reconozco que sin duda este año “atípico” que nos ha tocado vivir también nos está aportando cosas positivas en el modelo online de formación en coaching. Por un lado, nos ha empujado a incorporar nuevas herramientas digitales que nos ayudan a interactuar de forma más cercana con los alumnos; y por otro, nos ha llevado a afianzar la creencia de que, si el alumno está comprometido, el aprendizaje y la vivencia son posibles también desde los programas online.

Así que no dejes pasar esta oportunidad, ¡¡ESTE ES EL MOMENTO DEL ONLINE!!

¡Apúntate ahora!

Lola Llames
PCC Coach
Coordinadora Programa de Certificación Online de Coaching de Lider-haz-GO!

Compartir esto