Mindfulness y coaching

14 Oct, 2018 | Destacados, Investigación y Biblioteca

Vivimos rodeados de tendencias, palabras y disciplinas que, seamos sinceros, frecuentemente no entendemos. Por si fuera poco, muchas veces no sabemos bien de dónde diantres han salido. De repente, un nuevo anglicismo se pone de moda y todo el mundo habla de ello, pero muy pocos lo hacen con profundidad y conocimiento de causa.

Vamos a ir directos al grano: el mindfulness es una de estas filosofías en boga que en realidad es muy anterior a su propia fama. Quédate con nosotros porque cuando acabes de leernos tendrás al fin una idea clara, completa y concisa de qué es el mindfulness y qué aplicaciones prácticas tiene en tu vida diaria personal y laboral. ¡Garantizado! 


Qué es el mindfulness y por qué está de rabiosa actualidad

Para empezar, como ocurre regularmente en estos casos, existe una (mucho menos conocida) palabra o expresión en nuestra lengua para definir el mismo concepto. Podemos traducir mindfulness como conciencia plena. De esta forma quizás comiences a intuir mejor su propósito.

¿Alguna vez has reparado en que vivimos nuestras vidas en piloto automático? Llevamos tanto tiempo con él activado que hemos olvidado qué significa esa luz roja que lleva siglos encendida. Pues bien, solemos creer que tenemos total control de nuestro pensamiento cuando en realidad es nuestro pensamiento quien nos domina por completo.

Si anotásemos en un papel todas y cada una de nuestras reflexiones a lo largo de una jornada, un porcentaje altísimo correlacionaría con el pasado y con el futuro. Increíblemente, el presente representaría una cifra muy pequeña.


Para que lo entiendas mejor, ponte en situación

Un ejemplo sencillo y fácil de comprender: imagina un momento anodino, cotidiano. Pongamos, la hora del desayuno.
Compruébalo por ti mismo, puedes hacer la prueba mañana por la mañana. ¿En qué piensas mientras untas las tostadas?Apostamos lo que quieras a que no es en el sabor de la mermelada casera, ni en la textura súper agradable del pan recién tostado ni en el perfume irresistible del café recién hecho. No, ni mucho menos. Por el contrario, estás reviviendo esa conversación de ayer por la tarde con un cliente problemático.

Qué dijo, cómo le contestaste, y, probablemente, una buena mezcla de «y si… » futuros, al igual que de «tendría que haber… » pasados. Ahí te enredas, y, todavía sin darte cuenta, te has subido al coche y sigues cavilando, absorto en lo mismo. Si en ese momento alguien te preguntase si has cerrado la puerta de casa con llave o si te has cruzado con algún vecino en el rellano, probablemente no sabrías bien qué contestar.

El piloto automático nos ayuda a conducir la vida sin nuestra intervención responsable. Así, mientras nuestro cuerpo va y viene dando tumbos por el presente, la mente puede vagar en el ayer o en el mañana, o saltar de uno a otro sin que apenas percibamos que esto está ocurriendo.


Aquí mismo, ahora mismo

Y así, concretamos una definición: el mindfulness es una práctica que pretende conseguir la atención plena y deliberada del momento presente. Para conseguir esto, es necesario no juzgar, no intervenir ni dejarse arrastrar por la experiencia vital (las sensaciones, los pensamientos y las emociones). Es decir, se trata de recuperar la conexión con la consciencia, de tomar sus mandos de nuevo.

Ponerse al frente no es nada sencillo. Requiere de un entrenamiento constante y de mucha perseverancia. El mindfulness nos enseña a cultivar la habilidad de vivir en el presente.

Situar sus orígenes nos daría material suficiente para publicar otro artículo que tratara el tema a fondo. Por ahora es suficiente con que sepas que el mindfulness hunde sus raíces 25 siglos atrás en Kapilavastu, actual frontera entre India y Nepal, y está estrechamente relacionado con la filosofía budista.

La técnica ha experimentado una reciente evolución con la finalidad de adaptarla a los tiempos modernos y a las latitudes occidentales. Debido a esto, goza de gran aceptación como herramienta potenciadora en procesos de coaching.


Relación entre mindfulness y coaching: una pareja bien avenida

Ambos son entrenamientos complementarios y tienen como meta común el desarrollo de la autoconsciencia del individuo. El coaching, con frecuencia, se sirve del mindfulness para lograr el objetivo de entrenar una mente y unas emociones sanas y equilibradas. Los coaches también suelen hacer uso de las técnicas de la atención plena con el fin de que sus coachees alcancen el éxito individual o profesional a través de un proceso de cambio.

Este éxito individual o profesional está definido por nuestra conducta, la cual a su vez viene determinada por nuestra estructura mental, generadora de creencias, valores y emociones. Por si fuera poco, la salud también se ve afectada por esta especial conexión entre mente y actitud.

El mindfulness, introducido en un proceso de coaching, ayuda a eliminar las distracciones y a focalizar en las intenciones. Además, impulsa la respuesta asertiva y empática, la flexibilidad, la proactividad, la creatividad y la eficiencia laboral.

Los gerentes y directivos de las más grandes e importantes compañías de la era digital, como Apple, Amazon o Google, así como los gigantes de las redes sociales, Facebook, Linkedin o Twitter asisten regularmente a programas organizados con el fin de fortalecer el liderazgo. En estas sesiones se trabaja la visión y el pensamiento lateral a través de métodos que aúnan estas dos materias.


Mindfulness con los pies en el suelo. ¿Para qué sirve? 

Los beneficios que trae consigo la práctica de la conciencia plena son múltiples y variados. Como ya te adelantábamos al principio, tienen utilidad efectiva tanto en el ámbito personal como profesional.

Grosso modo podemos determinar tres beneficios principales:

  • Conexión con el presente. Conectar con el preciso instante que estamos viviendo nos permite prestar atención a la realidad y dejar de lado recuerdos pasados y fantasías futuras que consumen nuestro tiempo y energía mental. Consiste observar y experimentar sin emitir juicios ni dejarnos influir por lo que está ocurriendo en cada momento. Al no juzgar, la calma y el equilibrio llegan inmediatamente.
  • Capacidad de modificación del estado de ánimo. Se trata de la destreza para cortar las cadenas tóxicas de emociones o pensamientos. Ser capaces de controlar lo que estamos experimentando nos otorga un fuerte dominio sobre el humor o tono sentimental. Esta es una de las habilidades más importantes que definen la inteligencia emocional, entrenándola podemos mejorar significativamente nuestra actitud.
  • Mejora de la concentración. No conectarse con el presente y no estar habituado a la tutela de los estados de ánimo son factores que reducen drásticamente el poder de concentración.
    El mindfulness multiplica la potencia mental, ya que la serenidad interior propicia la claridad de pensamientos, mejora las relaciones sociales y facilita una mejor gestión de nuestros recursos productivos.

Además de todo lo anterior, existe una larga lista de beneficios derivados de los anteriores. Por nombrar solamente algunos de ellos, resaltamos:

La protección del cerebro ante enfermedades mentales.

El efecto anti estrés y anti ego.

La competencia para cortar líneas de causaefecto y así evitar reacciones indeseadas.

La mejora del rendimiento académico y laboral.

El aumento de la capacidad de perspectiva.

La generación de resiliencia.


La pregunta que debes hacerte

Seguro que mientras has ido leyendo, las ideas y los nexos entre lo que aquí exponemos y tus propias circunstancias han ido surgiendo de forma natural. El interrogante, ahora que has tomado consciencia de cómo la falta de atención plena nos dirige mecánicamente, es:

¿Vas a permitir que eso a lo que llamamos «mente errante» continúe decidiendo tu destino?
Si lo que te está frenando es algo tan común como el miedo, o las creencias limitantes, te sugerimos que eches un vistazo a nuestro blog. Allí encontrarás post relacionados con estos temas que probablemente ayuden a darte el empujón que te falta.

Apúntate a nuestra Newsletter

¿Te gustaría recibir todas las publicaciones sobre las novedades de los talleres y certificaciones
de Lider-Haz-GO!?

Entonces has llegado al sitio adecuado. Suscríbete a nuestra newsletter y recíbelo todo por email y
así no se te escapará nada.

 

Apúntate a nuestra Newsletter

¿Te gustaría recibir todas las publicaciones sobre las novedades de los talleres y certificaciones
de Lider-Haz-GO!?

Entonces has llegado al sitio adecuado. Suscríbete a nuestra newsletter y recíbelo todo por email y
así no se te escapará nada.