Lider-haz-GO! aterriza en México con la coordinación de Ana Trillo

15 Ago, 2019 | Destacados, Noticias

 

Según  informe de la Comisión Europea, una de las debilidades competitivas más importantes a las que se enfrenta la Empresa española, son las deficiencias en la formación de nuestros profesionales. Están dificultando el desarrollo tecnológico de España y su crecimiento económico.

La información no es muy halagüeña y los datos instan a hacer un análisis que permita conocer las  causas de esta situación y, así, tomar medidas correctoras o, mejor, preventivas.

Veamos, nos encontramos en un entorno en el que el cambio es una constante que no cambia. Ante esta situación lo único que nos permitirá mantenernos en estos procelosos, competitivos e inciertos mares es saber que hay personas capaces de adaptarse a ellos y de manejar el timón con firmeza, seguridad, iniciativa y flexibilidad.

De acuerdo, y ¿cómo conseguimos que estas personas sean tan firmes, seguras de sí mismas, proactivas, flexibles y con capacidad de adaptación?. Parece que todo apunta a que la gestión del conocimiento y la formación juegan un papel determinante y tienen mucho que hacer al respecto. Según Peter Drucker “la única ventaja competitiva de las Economías desarrolladas es la mayor disponibilidad de personas formadas”.

Probablemente haya que buscar nuevas maneras de formarse o complementar las ya existentes, dados los resultados con los que iniciábamos este artículo.

En estos momentos la Formación no puede administrarse de forma puntual y dosificada para atajar posibles síntomas de un desempeño ineficiente, sino que ha de formar parte de un Plan Global de Formación diseñado estratégicamente y que contribuya a la consecución de los objetivos de la Empresa. La formación debe concebirse como un modelo global, que no generalista, y permanente, a lo largo de toda la carrera profesional y atendiendo a sus necesidades crecientes y cambiantes en función de las nuevas responsabilidades que haya de asumir. Que contemple el desarrollo integral de la persona, es decir, la faceta profesional así como la social y personal. Porque no sólo he de saber técnicamente cómo manejar ese timón (habilidades profesionales o técnicas) sino también tener la entereza, seguridad, capacidad para asumir el riesgo… ( competencias personales, inteligencia emocional, “soft skills”).

Tampoco puede ser una formación generalista, porque cada persona tiene sus propias singularidades distintas de las de su compañero con el que comparte las mismas tareas profesionales.

 

 

Ana Trillo

 

Bio

 

Fotografías:

  • Ana Trillo

 

Apúntate a nuestra Newsletter

¿Te gustaría recibir todas las publicaciones sobre las novedades de los talleres y certificaciones
de Lider-Haz-GO!?

Entonces has llegado al sitio adecuado. Suscríbete a nuestra newsletter, recíbelo todo por email y
así no se te escapará nada.

 

 

Apúntate a nuestra Newsletter

¿Te gustaría recibir todas las publicaciones sobre las novedades de los talleres y certificaciones
de Lider-Haz-GO!?

Entonces has llegado al sitio adecuado. Suscríbete a nuestra newsletter, recíbelo todo por email y
así no se te escapará nada.

 

Share This