¿Cómo nos ayuda el coaching a mejorar nuestra situación laboral?

02 Abr, 2019 | Coaching, Destacados

 

¿Estás buscando trabajo? ¿Necesitas un cambio? ¿Buscas una promoción?…

Son muchas las situaciones en las que un buen coach puede ayudarte en tu carrera profesional. Hoy te contamos cómo un proceso de coaching puede ayudarte en distintas etapas laborales, como encontrarte en paro, enfrentarte a un nuevo reto, o tener que resolver problemas en tu equipo de trabajo.

 

Situaciones en las que podemos acudir a un coach

 

1- Estamos en paro

 

¿En qué otra situación podemos necesitar más ayuda que cuando estamos en paro y nos encontramos en búsqueda de empleo? Normalmente, cuando buscamos un trabajo simplemente nos ponemos a buscar en los portales de empleo, y si queremos profundizar un poco más, buscaremos un headhanter. Nos centramos en la empresa que nos va a contratar, en un intento desesperado de encontrar algo lo antes posible. Pero pocas veces pensamos en nosotros mismos, analizamos nuestra situación y reflexionamos sobre lo que realmente queremos en nuestras vidas.

Cuando buscamos empleo, el coaching nos puede ayudar a cambiar la perspectiva. A centrarnos en nosotros, y no en el empleador. A tomarnos un tiempo para pensar y trabar un plan que nos satisfaga. ¿O es que no se puede ser feliz en el trabajo?

En estos casos, el coaching es muy útil porque hace que el cliente se pare, para responder a unas cuantas preguntas y analizar profundamente:

  • qué es lo que quiere
  • qué está dispuesto a dar a cambio
  • qué no está dispuesto a dar a cambio
  • y por último valorar las distintas opciones

De este modo podrá enfocar sus esfuerzos para conseguir eso que le dará la satisfacción en su próximo paso de su carrera profesional.

 

 

2- Estamos ante un nuevo reto profesional

 

Hay momentos en nuestra vida laboral que podemos estar muy a gusto en nuestro trabajo, pero nos proponen un nuevo reto profesional. Una situación en la que tendremos que abandonar nuestra zona de confort para visitar “lo desconocido”… Una promoción, mudarnos a otra ciudad, nuevas responsabilidades, cambios de departamento… En estos casos, ¿cuál es la mejor forma de afrontar la situación?

Un coach puede ser muy útil en estos momentos porque nos ayudará a dos cosas:

  • reconocer los recursos y competencias que ya tenemos por lo que hemos vivido
  • identificar los recursos y competencias que vamos a necesitar en la nueva situación

De esta forma podemos eliminar los miedos e inseguridades y podemos tomar los pasos necesarios para crecer con el nuevo puesto consiguiendo el éxito profesional.

 

3- Nuevas necesidades en tu equipo

 

También se puede dar la situación en la que dirijas un equipo y necesites hacer cambios. Bien porque el equipo se esté formando o porque el equipo se enfrente e nuevos retos y situaciones desconocidas.

El coaching de equipos es muy conveniente cuando el equipo se está formando. Nos ayuda a:

  • reconocer su diversidad
  • establecer el objetivo común
  • identificar qué aporta cada uno y como puede colaborar con los demás
  • establecer estrategias para que el resultado sea el mejor con el menor esfuerzo

También es conveniente cuando el equipo se encuentra ante un reto nuevo, cambios en la estructura, o dificultades que se manifiestan en los resultados o en el estado emocional. El coach

  • generará la consciencia para cambiar la perspectiva
  • encontrará nuevas formas de hacer para el éxito común

Según María Manzano, socia y fundadora de Lider-haz-GO!, “en general el coaching es la mejor inversión para la empresa porque al hacer consciente la libertad que tenemos de hacer o no hacer, crece nuestra responsabilidad convirtiéndonos en protagonistas de lo que hacemos. Un espacio de trabajo con personas responsables es un espacio de líderes inspiradores.”

 

Fotos: Brooke Cagle y freestocks.org

Compartir esto
Coaching ¿Cómo nos ayuda el coaching a mejorar nuestra situación laboral?